sábado, 14 de diciembre de 2013

¿Qué es la ansiedad y cuando la consideramos patológica?

La respuesta de ansiedad es una emoción universal y característica de toda la especie humana y de otras especies animales que se manifiesta con síntomas de tensión muscular, sudoración, palpitaciones, temblor, dificultad respiratoria, presión torácica, paralización... Esta respuesta emocional se desencadena de una forma adaptativa ante la percepción de un peligro o amenaza real, que pone en riesgo de alguna forma nuestra integridad física y nos permite dar finalmente una respuesta básica ante dicho peligro de huida- ataque o paralización (lo que en algunas especies animales observamos como "hacerse el muerto"... Por ejemplo  escapar de un incendio, defendernos ante una agresión, quedarnos paralizados ante la entrada de un ladrón en casa para evitar ser visto y oído... Pueden ser ejemplos adaptativos de esta respuesta emocional de la ansiedad para salvarnos de un peligro objetivo.

Cuando se desencadena dicha respuesta segregamos una substancia o neurotransmisor  en nuestro cerebro llamado adrenalina, que se vierte en el torrente sanguíneo rápidamente con el fin de bombear nuestro corazón aceleradamente para derivar la sangre rápidamente hacia las extremidades y músculos de brazos y piernas con el fin de  poder dar una respuesta de máxima  huida, ataque o paralización ante dicho peligro (de ahí toda la síntomas físicos que la acompañan)...

Cuando esta respuesta de la ansiedad empieza aparecer sin que podamos objetivar un peligro real externo que explique que se haya activado dicho mecanismo es cuando desde el punto de vista psicológico empezamos a considerarla un trastorno, dado que la persona no está respondiendo a un peligro real si no a uno imaginario o fantaseado (por ejemplo  "interpretar un dolor de cabeza como la evidencia de un tumor cerebral"...)  o a la anticipación de "acontecimientos negativos catastróficos" sin ninguna base real objetiva para ello  ("pensar que algo grave te va a ocurrir a ti o a tu familia..."  o a una incorrecta interpretación de la realidad que si bien puede resultar amenazante no pone en riesgo nuestra integridad física de forma inmediata (por ejemplo perdida de un empleo, ruptura de pareja, etc...)

No obstante, sin bien no hay que darle demasiada importancia si un episodio de "crisis de ansiedad" ocurre de una forma aislada, es necesario consultar con un psicólogo clínico cuando la respuesta empieza a dispararse de manera indiscriminada y desajustada a la percepción de la realidad de forma regular o de una manera que altera de forma significativa la vida cotidiana de la persona. Y además hacerlo cuanto antes para evitar que el problema se vaya agravando y cronificando en el tiempo.

Fdo: Rosa María Pardueles. Psicologo clinico especialista en psicoterapia.
www.psicologosmostoles.com

Av de la Constitucion 52 1B Móstoles. Tel 91 613 22 00/ 646 60 85 00


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, llevo un tiempo sufriendo de ansiedad, cuando me siento mal me da con comer excesivamente y no logro controlarme, me siento incomodo en todas partes, y esto me ha llevado a sufrir también de sobrepeso, http://psicologomostoles.com/ me gustaría saber alguna solución para esto, gracias. Lorenzo Lavoe.

    ResponderEliminar